Cuando los desafíos aumentan … (Boletín 1)

Hoy día desperté con la idea de empezar a escribir a todos los que de alguna manera están interesados en mi trabajo del A.F.I. Mi intención es recoger preguntas de ustedes y compartir ideas fructíferas ..

Es que siento el deseo de quedar en contacto mas allá de convocatorias a talleres y cursos. Hay tanto para compartir, mucho mas que puede entrar en un taller de fin de semana. Un taller solo da un inicio; una semilla de experiencia y reflexión, pero después cada uno va por su lado …

Y en estos tiempos difíciles hay necesidad de apoyo mutuo y surgen muchas preguntas:
¿Como puedo resolver tantos desafíos y percances externos y tener tiempo para mi? ¿Que hago si me siento alejado de mi pareja y no se como mantener vivo el amor? ¿Como hago para estar bien en medio de tanto estrés?

Hay tantos temas y tanto para compartir, pero claro: aunque tal vez en el futuro pueda enviar un boletín semanal: hoy por hoy mis mails van a llegar solo periódicamente. Los voy a escribir en la medida que tenga tiempo y vea la necesidad.

Dije tiempos difíciles. Y si: cuando miro en mi alrededor veo mucha gente estresada y escucho muchos que dicen: “Chuta, las cosas se me están haciendo difíciles”.

Parece que en tiempos de crisis los desafíos no solamente aumentan mundialmente si no también en la vida personal: Los precios suben, las entradas bajan, hay mas gente estresada, mas cosas que se dificultan, conflictos que estallan,
asuntos que se demoran o simplemente no salen a pesar del esfuerzo que le pusimos … Por esa inflación de desafíos en nuestras vidas quiero dedicar este Mail al tema de los desafíos.

Cuando los desafíos aumentan

Cuando nos toca asumir y resolver un desafío cada tanto, todavía quedamos tranquilos. Sin desafíos la vida sería aburrida, no cierto? Pero cuando se presenta un desafío tras el otro, o peor: cuando se amontonan uno encima del otro nos empezamos a sentir sobre-exigidos. Y ahí podemos caer en la trampa de la lucha crónica. O sea, pensamos que la única respuesta a esa vida llena de desafíos es corretear mas, patalear mas, luchar mas …

Como resultado ya no nos damos el tiempo para relajarnos y estar tranquilos y en paz, mas bien entramos en un correteo para resolver los desafíos. Pero mientras corremos para arreglar el asunto de la hija se nos descompone el asunto del trabajo y mientras estamos atendiendo lo del trabajo, nuestra relación de pareja entra en des-balance y mientras …
y así en una espiral en ascenso ..

¿Cual es la respuesta mas fructífera a la sobre-exigencia?
Aunque suene difícil de hacer: lo mas sensato es permitirse una pausa. O sea: ¡Parar la lucha y darse un tiempo de relajación y reflexión! Muchas veces he visto que así de repente nos vienen ideas creativas que resuelven los desafíos de manera inesperada. También podemos ver con mas claridad cual de nuestras tareas podemos delegar,
que es lo mas importante y como podemos reducir lo que queríamos abarcar, que cambios tenemos que iniciar etc.

La respuesta a desafíos y los sentimientos
El hecho que en la relajación vienen las soluciones tiene una razón importante. Para poder ver todas la opciones que tenemos y para saber que soluciones habitan en la misma situación de desafío necesitamos estar relajados e integrados en nosotros mismos. Si solo queremos salir de la situación sin poder aceptarla como desafío, no tenemos suficiente contacto con nosotros mismos para poder actuar con fuerza y concentración.

Y aún mas importante: Cuando estamos rechazando nuestros sentimientos hacia la situación, estamos rechazando nuestra relación auténtica con la situación, estamos separándonos de nuestros recursos internos para poder responder a la situación de acuerdo a nuestra alma.

Por eso sucede muchas veces, que cuando logramos sentir e integrar lo que sentimos con una situación, de repente aparece: ¡la solución! ….  Por eso el primer paso para resolver un desafío es: sentir e integrar nuestros sentimientos sobre esa situación desafiante.

Claro: Hay mucho mas de decir sobre los desafíos pero por ahora quiero dejarlo ahí. Si quieres me puedes escribir tus preguntas, dudas o comentarios al respecto. Ah, y claro: Si tienes otros temas que te están moviendo, sea del ámbito de trabajo o de tu relación difícil con tu pareja: Escríbeme si quieres, y yo voy a responder, o en forma privada
o recogiendo la pregunta aquí de forma general para todos.

Que estés muy bien,

un abrazo,
Demian

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: