Rescatando la esencia de navidad #2 (Boletín 9)

Hola,
En mi mensaje de ayer escribí sobre el estrés navideño
y también dí unas pautas para salir de esa malicia.

Ahora mi di cuenta que en realidad estaba escribiendo
sobre el estrés pre-navideño y sobre el desafío de encontrar
un camino auténtico con respecto a la compra de regalos etc.

Felizmente ahora, después de la correteada vienen las fiestas
con los niños felices de sus regalos, con el encuentro amoroso
entre familiares que tal vez por un buen tiempo no se han visto …

Pero para muchos es en las mismas fiestas cuando viene el
verdadero estrés, por no decir dolor, navideño.

En este mensaje voy hablar sobre ese dolor, sobre
la esperanza frustrada de que todo va ser armonioso
y que la familia va estar como “debe“ estar: unida y armoniosa,
por no decir perfecta.

Estoy hablando del hecho de que muchas veces tratamos con esfuerzo
de disimular los conflictos pendientes para llegar a esa armonía familiar,
y que muchas veces esto no resulta: En vez del amor lo que brota
son los conflictos que por todo el año estábamos tapando.
En vez de la armonía real y auténtica lo que se siente es que algunos
aparentemente están muy bien y dominando la escena
mientras otros se sienten relegados y excluidos.

Yo por mi parte recuerdo muy bien, como fue la última navidad
en mi niñez antes que mis padres se divorciaron.
Fue horrible. Todos sentíamos la tensión de tratar de
disimular, esa tensión que se iba acumulando hasta que estalló.

En realidad en las navidades estamos celebrando la llegada de Jesús y su mensaje de perdón y amor. Este es el lema bajo el cual nos reunimos en familia y con los seres queridos. Es como si estuviéramos expandiéndonos en el amor y la armonía, y como una consecuencia natural llegamos a topar todo lo que estábamos excluyendo del amor y con todo lo que no es armonía verdadera.

Y eso es bueno. En vez de sentir vergüenza y pena porque la fiesta no salió como “debería“ ser, podemos tomar la oportunidad como tal y decirnos: “Si, hay estos conflictos y es hora de escucharse mutuamente
para aclararlos y de ese modo poder rescatar ese amor y esa armonía verdadera que si es posible.”

¿No se puede porque el otro no entiende? ¿No se puede porque el conflicto ya lleva mucho tiempo?

Yo sé que a veces es difícil. Pero siempre hay la posibilidad que alguien dé el primer paso – (Normalmente es el menos terco).

Y si hace falta el saber cómo comunicarse honestamente sin herir y causar más des-encuentros, ahí hay métodos que nos pueden ayudar como la Comunicación Consciente por ejemplo.

Entonces, la navidad no solo es una oportunidad para celebrar el amor y la armonía donde la hay, es también una invitación para ver con ojos amorosos el hecho que ninguna familia es perfecta, para dejar de disimular y aceptar con amor el hecho que haya conflictos para resolver. No solamente es una oportunidad para celebrar, también es un llamado para rescatar el amor cuando hay conflictos
y mal-entendidos por aclarar.

Entonces, la navidad presenta un desafío y una oportunidad especial para defender el amor y la autentica conexión y armonía ante el show social y la hipocresía que son su peor enemigo …

Que tengas unas lindas fiestas con muchos encuentros verdaderos, y que pases bien y con mucho ánimo al 2010 ..

un abrazo,
Demian

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: