Bienestar Emocional con A.F.I.

¿A veces sientes un nudo en la garganta, una opresión en el pecho o una piedra en el estómago?

¿A veces sientes emociones que te atormentan y no sabes como resolverlas? ¿O ni sabes lo que sientes, pero sí sabes, que te podrías sentir mejor?

Felicidad, profunda felicidad …

Eso es lo que realmente buscamos. Queremos más de todo lo que se siente bien. Los llamados „sentimientos negativos“ tratamos de evitarlos. 
¿Pero acaso eso realmente funciona?

Cuando reprimimos sentimientos acabamos sintiéndonos mal, limitando nuestra energía vital y nuestras posibilidades de vida.
 Ademas perdemos sensibilidad en el cuerpo,
así que también los sentimientos agradables ya no los podemos disfrutar en toda su profundidad. Si queremos sentirnos realmente bien, no podemos evitar el tema de los sentimientos.

A.F.I. nos ayuda a recuperar nuestra conexión profunda y placentera con el cuerpo. Nos facilita disfrutar al máximo las emociones que ya sabemos disfrutar y nos enseña cómo integrar las emociones difíciles a nuestro sentido de bienestar. Los desafíos resolvemos con más facilidad, y los regalos de la vida podemos recibir con mas profundidad. Así avanzamos, creando una vida cada vez más relajada, más plena y feliz.

¿Qué nos brinda A.F.I.?

  • Nos capacita para deshacer las
 inhibiciones internas que nos limitan.
  • Aprendemos cómo aceptar todos nuestros sentimientos y a incluirlos en nuestra alegría de vivir.
  • Disuelve definitivamente tensiones corporales e inhibiciones respiratorias que acompañan la no-aceptación de sentimientos.
  • Nos devuelve el libre flujo de nuestra respiración original y nos conecta con la experiencia curativa de nuestro ser consciente.
  • Reduce el estrés y abre nuestro poder creativo para resolver situaciones difíciles y para conseguir lo que realmente deseamos.

¿Qué es A.F.I.?

Estamos equipados con el don de poder sentir. También contamos con la facultad innata de integrar todos nuestros sentimientos en nuestro sentido de bienestar. A.F.I., por los signos de “Aplicación de la Facultad Integrativa“ desarrolla esa facultad en todo su potencial.

A.F.I. trabaja a un nivel corporal, energético y emocional y lleva a una mayor integración de cuerpo, mente y alma. Su intensidad es auto-regulable. Una vez aprendida la técnica podemos darnos una sesión a nosotros mismos y además usar el método en diferentes situaciones y en cualquier sitio.

Con A.F.I. disolvemos los bloqueos internos que impiden nuestro desarrollo como ser humano.

Estos bloqueos son:
1.    La represión de sentimientos
Por no saber como integrar “sentimientos negativos” limitamos nuestra vida: 
por evitar miedos no nos atrevemos vivir lo que realmente queremos vivir; por evitar dolor guardado ya no nos involucramos tan profundamente en la intimidad; por protegernos de sentir sentimientos reprimidos desde la niñez repetimos una y otra vez los mismos patrones limitantes.

2.    La limitada tolerancia al disfrute
Otro factor, que muchas veces limita nuestro desarrollo y pocas veces es reconocido como tal,
es la limitada tolerancia al disfrute, a la plenitud. Normalmente estamos condicionados por nuestra educación y por pautas culturales a un nivel de disfrute limitado.
Si traspasamos ese nivel acostumbrado, o sea, algo es “tan bueno que no puede ser cierto”, entonces lo sentimos como algo anormal, nos sentimos inseguros y hacemos algo para volver a nuestro nivel acostumbrado, reduciendo así nuestro potencial de crecimiento.

A.F.I. nos libera del concepto de los “sentimientos negativos”
… y nos facilita a integrarlos a nuestro sentido del bienestar. Además nos ayuda a aumentar nuestra tolerancia al disfrute y la plenitud. Así deshacemos nuestras barreras internas y nos encaminamos en el desarrollo auténtico de nuestro poder creativo, de nuestra alegría existencial. de nuestra capacidad de amar.

¿Cómo funciona?
En una sesión de A.F.I. nos expandimos en nuestra alegría de vivir a nivel energético y corporal e incluimos los sentimientos que manteníamos excluidos.

A.F.I. fortalece al máximo las seis habilidades naturales que entran en juego en ese proceso. Entre ellas esta la respiración, que nos permite a energizar al cuerpo y a su vez a auto regular la intensidad de la experiencia.

La respiración junto con la percepción corporal abre la percepción hasta tocar contenidos del inconsciente.
 A.F.I. fortalece la habilidad de integración de tal manera que se puede integrar cualquier sentimiento en cualquier momento y en cualquier situación.

Para leer más sobre el A.F.I.:

Sobre los beneficios del A.F.I. en comparación con otros métodos …

Los beneficios específicos para terapeutas y profesionales de salud …

Vivation, el origen del A.F.I. …

La mejor forma de aprender el A.F.I. …

Si tienes una pregunta o quieres saber mas, escríbeme al
boletin.demian @ googlemail. com  o deja un comentario …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: