Posts Tagged ‘Trampas •’

Resentimientos y la trampa del Perdón • Boletín 24

16 junio 2010

Hola ,

Una de los temas que más me pidieron en mi última encuesta fue el de las relaciones de pareja. Y sí, es un tema que determina mucho nuestra calidad de vida. Nada puede substituir una relación de pareja que realmente sea satisfactoria en todos los sentidos.

Lo que más suele dañar nuestras relaciones son los resentimientos que se pueden generar a lo largo del tiempo. Los resentimientos son como ira congelada y guardada de tal manera que termina bloqueando el flujo del amor.

Uno de los síntomas del resentimiento es de siempre estar a la defensiva, esperando que con esa persona en cualquier momento se puede repetir la misma situación dolorosa.

Pregúntate entonces sinceramente ¿Estas guardando resentimientos contra tu pareja u otra persona?

Si la respuesta es si, tu relación puede mejorarse mucho si logras deshacer tus resentimientos. ¿Pero cómo hacerlo?

¡Debería perdonar!

¿Te haz dicho esto varias veces pero no lograste perdonar de corazón? Entonces no intentes más para no enredarte en la trampa del perdón (auto-)impuesto.

Y es que tratar de perdonar a veces solo nos lleva a un conflicto interno más. Una parte de nosotros insiste en guardar el resentimiento y otra insiste que si no logramos perdonar, somos malas personas y debemos sentirnos culpables.

El hecho es que muchas veces la parte que quiere guardar el resentimiento lo hace por varios motivos fundamentales, entre los cuales uno es de protección: “¡asegurar que no suceda otra vez!”

Eso puede ser tan importante que imponer la idea del perdón es como pedirle a esta parte resentida que se quede desarmada y desprotegida. ¡Y claro que se resiste! Se resiste hasta que alguien le explique que su estrategia no funciona y le ofrece otra mejor.

¿Entonces que hacer?

En un primer paso, es importante poder reconocer la estrategia exacta por la que estamos guardando el resentimiento, o sea, poder saber qué es lo que esperamos como beneficio de esto.

Después es de entender en detalle por qué esa estrategia no puede funcionar. Por ejemplo y dicho de la forma más breve: Cuando guardamos el recuerdo del pasado con el propósito que no suceda otra vez, estamos llevando el pasado y nuestra defensa contra eso al presente y consecutivamente estamos causando que se repita una y otra vez.

Cuando logramos que la parte resentida pueda entender esto nos da la base para poder conectarnos con esa parte y deshacer los resentimientos paso a paso.

Si te resulta muy difícil hacer esto sin una guía te va interesar que desarrollé un proceso justamente diseñado para resolver los resentimientos. Si quieres saber más llámame o escríbeme a este mail.

Hasta la próxima,

un abrazo,
Demian

……………………………………

PD: Te cuento que el 24 de Junio voy a dar una charla “Comunicarse es Conectarse”. Y es que la Comunicación Consciente puede mejorar mucho nuestras relaciones personales y laborales. En el próximo boletín te voy a enviar más información

Para leer más sobre la relaciones de pareja:
https://alegriaprofunda.wordpress.com/relaciones-de-pareja-2/

Anuncios

La Trampa del PePo • Mandala Intuitivo (Boletín 21)

8 mayo 2010

Hola Velvet

¿Has tratado alguna vez practicar el “Pensamiento Positivo“ o conoces personas a tu alrededor que intentan hacerlo? Es un intento valioso pero conduce fácilmente a una trampa.

Cuando nos damos cuenta que mantener pensamientos negativos ante la vida es cerrar puertas y perder otras posibilidades, eso nos puede llevar a una búsqueda importante: ¿Cómo puedo cambiar mi forma de pensar para mejorar mi vida?

Y claro, una alternativa que se ha promovido desde cientos de libros, programas de televisión etc. es el Pensamiento Positivo (PePo).

El problema con el PePo es que en teoría suena fabuloso pero en la práctica es desastroso. Tres de las muchas razones para esto quiero exponer aquí.

1. Auto-engaño

Si has tratado practicar el PePo por un tiempo con suficiente seriedad te das cuenta de un hecho muy simple: A veces funciona y a veces no. Para seguir creyendo en el PePo tienes que olvidarte de las veces que no funciona y sobre-valorar las veces que si. Así es como el PePo te puede llevar al auto-engaño.

2. Bloquea el cambio verdadero

Cuando persiste un problema en nuestra vida y tratamos de cambiarlo practicando el PePo, lo único que conseguimos muchas veces es que la raiz del problema se retira al subsuelo de nuestro subconsciente y jala las cuerdas desde allá. Y es así que se bloquea el cambio verdadero.

3. Lleva a la resignación

La practica del PePo empieza con una búsqueda importante: ¿Cómo puedo cambiar mi forma de pensar para mejorar mi vida? La práctica del Pepo inevitablemente lleva a la frustración de esa búsqueda y si no se busca por otro lado, a la resignación.

Esto es fatal, porque sí hay una forma de cómo impulsar cambios en nuestra mente que ayudan
a mejorar nuestras vidas. Esto tiene que ver con lo que llamo Pensamiento Aplicado y Des-programación Integrativa.

Si quieres saber más de esto avísame por favor. Si hay suficiente demanda puedo organizar una charla o un taller sobre este tema.

un abrazo,
Demian

PD:
Les cuento que el 29 de Mayo se va dar un taller para aprender a usar el Mandala Intuitivo y por eso quería compartir mi experiencia con esta herramienta valiosa. Si quieres leer cómo me ayudó en mi proceso de sanación haz click aquí.

Trampas del camino #1: Desapego (Boletín 18)

7 abril 2010

Hola,

Hoy día quiero empezar a hablar sobre algunas trampas que pueden atraparnos e impedir que avancemos en nuestro camino. Una de estas es la actitud del “Desapego”.

Empieza cuando nos decimos “Ay, esto me duele tanto, tengo que soltarlo, tengo que cultivar el desapego”. ¿De donde nace este afán? Normalmente viene como una reacción auto-protectora cuando sufrimos de una tristeza por una perdida (el hijo que se va) o para aliviar una frustración (por una esperanza que nunca se cumplió).

A veces se presenta el desapego incluso cómo un camino preventivo de porte espiritual: “Trata de andar por la vida sin apegarte a nada, sin involucrarte mucho, solo observando …”

¿Te das cuenta de algo? El desapego se presenta como una solución para evitar sufrimiento. Y es cierto, si lograrías caminar por la vida como un neutro sin involucrarte en absoluto, sin querer nada en especial, no sufrirías porque simplemente no sentirías nada.

Y claro, si el mismo hecho de querer algo, el mismo hecho de poder sentir tristeza y frustración significaría sufrimiento entonces el desapego total sería la única forma de obtener y asegurar la paz interna.

Pero ojo, sería un paz interna tipo cementerio y con un precio muy alto: Al “desapegarte“ de la tristeza que sientes porque tu pareja esta viajando mucho y casi ya no la ves, también te desconectarías de tu pareja. Es que la tristeza por la separación de tu pareja es tu sentido de conexión con ella, tratando de procesar la distancia física.

Si ahora te “desapegas“ de esta tristeza estas evitando de sentir la conexión con tu pareja, estas des-conectándote. Cortando la tristeza también cortarías la conexión con tu pareja.

Felizmente esto no es necesario. La tristeza por sí NO significa sufrimiento, ni la frustración. Sólo se necesita saber cómo procesarlas. Al procesar la tristeza por tu pareja que está lejos puedes llegar a sentir la conexión con ella aunque esté corporalmente distante. El sufrimiento se desvanece y con el la raíz de la búsqueda del desapego.

El desapego cómo camino espiritual solo surge cuando no hay el conocimiento ni las herramientas necesarias para poder procesar la tristeza y la frustración. Es una trampa porque te puede llevar a que te des-conectes de lo que te es importante y por último pierdas la conexión con el mundo y con tu propia alma.

En cambio, cuando sabes como procesar la tristeza y la frustración, llegas a valorar y disfrutar las cosas importantes de tu vida sin depender de ellas, o sea, vas a estar inter-conectado con todo sin tener que apegarte.

El apego ansioso solo nace por el temor de perder algo que valoras. Es una estrategia de aferrarse, tratando de asegurártelo, es decir nace por no poder procesar la tristeza. El desapego también nace por no poder procesar la tristeza pero en cambio es una estrategia de blindarse de ante mano contra la posibilidad de sentirla.

Ni el apego, ni el desapego sirven para disfrutar la vida. Atrévete a valorar las cosas importantes, a amar profundamente, a querer algún resultado con pasión y entusiasmo y aprende cómo acoger la tristeza y la frustración y vas a poder vivir plenamente …

Si tienes preguntas sobre el desapego o quieres aprender cómo procesar cualquier sentimiento a nivel energético llámame al 237 60 19 o escríbeme a este mail.

un abrazo,
Demian